Costumbres Terribles De Los Espartanos

En el mundo han existido varias culturas, todas con sus características que las hacían únicas, pero la mayoría se preparaban para cuidar a su gente y su territorio. Y Esparta, no se quedaba atrás, con costumbres dirigidas especialmente al combate, pues se dedicaban a formar un ejército, el cuál fuera el mejor. Hoy te mostrare algunas de las costumbres más terribles de los espartanos.

La mitad de los bebés espartanos eran abandonados hasta morir

costumbres de los espartanos

Los niños débiles no tenían oportunidad. Si nacían débiles, enfermos o deformes, eran abandonados hasta que murieran. Cuando un niño nacía, el padre lo llevaba con los ancianos, éstos los examinarían en busca de debilidades y deformidades, si se encontraba alguna, se le decía al padre que lo abandonara en un lugar llamado el pozo de Apothetae, donde moriría de hambre.
Y si el niño pasaba la inspección, cuando el padre regresaba a la casa, el niño era bañado en vino por la madre como una prueba para la epilepsia.

Los niños eran entrenados a partir de los 7 años

costumbres espartanas

Cuando el niño cumplía los 7 años, era considerado listo para ser educado, conocido como el agoge, para pasar a estar bajo el cuidado de un profesor llamado warden. Los niños eran provocados entre si y hasta enfrentarse con otros niños a puño limpio.
El profesor también usaba un látigo todo el tiempo, y si un niño se comportaba mal, le eran dados varios latigazos como castigo y si el padre se enteraba que su hijo había sido castigado, era obligado a golpearlo una vez más.

Tenían que robar comida para comer

costumbres extrañas

Durante el agoge los niños recibían lo básico y a duras penas. Los zapatos eran considerado un lujo, así que los niños entrenaban descalzos. La ropa era considerada una debilidad a la hora de pelear, así que solamente usaban una túnica muy fina.

Y la comida, los hacía gordos, así que solo se les daba lo necesario para sobrevivir. Si se quedaban con hambre, eran alentados a robar comida. Si un niño era atrapado robando comida, era castigado y privado de las porciones diarias de alimentos.

Eran obligados a pelear por un pedazo de queso

raras costumbres espartanas

Los Espartanos tenían una festividad anual en dónde un trozo de queso se colocaba en un altar en honor a la deidad Artemisa. Los niños hambrientos en entrenamiento peleaban entre ellos para conseguir la mayor cantidad de queso. Mientras peleaban, los profesores también los azotaban a latigazos, algunas veces hasta la muerte.. Era el deber de los niños mantener una cara feroz y hasta sonreír cada vez que los golpeaban. Mucha gente se reunía para disfrutar de este show.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar