Frases Brillantes Que Te Harán Reflexionar

Frases Brillantes: Siempre es importante reflexionar, sobre la vida y que hacemos con ella. Porque solo así sabremos que no estamos perdiendo nuestro tiempo. Por esto hoy te mostrare algunas de las frases brillantes que te harán reflexionar, y te ayudaran a elegir bien tu camino.

Frases Brillantes

  • El diseño es el alma de todo lo creado por el hombre.
  • Tu tiempo es limitado, así que no lo malgastes viviendo la vida de otra persona.
  • No dejes que el ruido de las opiniones de otros apague tu propia voz interior.
  • Estoy convencido de que la mitad de lo que separa a los emprendedores exitosos de los que no triunfan es la perseverancia.
  • Cuando fui a la escuela, me preguntaron que quería ser de mayor. Yo respondí: feliz. Me dijeron que yo no entendía la pregunta, y yo les respondí que ellos no entendían la vida.
  • Algunos están dispuestos a cualquier cosa, menos a vivir aquí y ahora.
  • La oscuridad no puede expulsar a la oscuridad, solo la luz puede hacer eso.
  • Todo lo que afecta a uno directamente, nos afecta a todos indirectamente.
  • Nada en el mundo es más peligroso que la ignorancia sincera y la estupidez concienzuda.
  • La injusticia en cualquier lugar es una amenaza para la justicia en todas partes.

frases brillantes

  • Es mejor permanecer callado y parecer tonto que hablar y despejar las dudas.
  • Si nada nos salva de la muerte, al menos que el amor nos salve de la vida.
  • Hay un cierto placer en la locura, que solo el loco conoce.
  • El niño que no juega no es niño, pero el hombre que no juega perdió para siempre al niño que vivía en él y que le hará mucha falta.
  • Hay tres clases de personas: aquellas que ven, aquellas que ven lo que se les muestra y aquellas que no ven.
  • Lo mismo que el hierro se oxida por falta de uso y el agua estancada se vuelve putrefacta, también la inactividad destruye el intelecto.
  • Aquel que más posee, más miedo tiene de perder lo.
  • Amo a aquellos capaces de sonreír en mitad de los problemas.
  • Los hombres geniales empiezan grandes obras, los hombres trabajadores las terminan.
  • Nuestras virtudes y nuestros defectos son inseparables, como la fuerza y la materia. Cuando se separan, el hombre deja de existir.