Frases De Fernando de Rojas-Escritor Español

Frases De Fernando de Rojas: Fue un escritor español, aunque en algunas ocasiones se le ha calificado de dramaturgo por la naturaleza dialogada de la única obra que se le ha atribuido, La Celestina. Hoy te mostrare algunas de las mejores frases de Fernando de Rojas escritor español.

Frases De Fernando de Rojas

  • No es vencido sino el que cree serlo.
  • Del pecado, lo peor es la perseverancia.
  • Jamás el esfuerzo desayuda a la fortuna.
  • Nadie es tan viejo que no pueda vivir un año más, ni tan mozo que hoy no pudiese morir.
  • Miserable cosa es pensar ser maestro el que nunca fue discípulo.
  • Cuán fácil cosa es reprender vida ajena y cuán duro guardar cada uno la suya.
  • La mitad está hecha cuando tienen buen principio las cosas.
  • Inicua es la ley que a todos igual no es.
  • Goza tu mocedad, el buen día, la buena noche, el buen comer y beber.
  • Cuando el corazón está embargado de pasión, están cerrados los oídos al consejo, y en tal tiempo las palabras sensatas.
  • No ves que es simpleza o necedad llorar por lo que con llorar no se puede remediar.
  • Me alegro de estas nuevas como los cirujanos de los descalabros.

frases de Fernando de Rojas

  • Ninguna cosa hace pobre al avariento sino la riqueza.
  • Miserable cosa es pensar ser maestro el que nunca fue discípulo.
  • Dejemos llorar al qué dolor tiene, que las lágrimas y los suspiros desenconan el corazón dolorido.
  • Un solo maestro de vicios dicen que basta para corromper a un gran pueblo.
  • Saludable es al enfermo la alegre cara del que le visita.
  • El amor todas las cosas vence.
  • Yerro es no creer, y culpa, creerlo todo.
  • El hijo que nace, restaura la falta de tres finados.
  • La mitad está hecha cuando tienen buen principio las cosas.
  • El amor no admite si no amor por paga.
  • Naciste para casa da como yo para soltera.
  • El silencio escuda y suele encubrir la falta de ingenio y torpeza de lenguas.
  • No me maravillo, que un solo maestro de vicios dicen que basta para corromper un gran pueblo