Frases De Gregorio Marañón-Médico Endocrinólogo Y Científico,

Frases De Gregorio Marañón: Fue un médico endocrinólogo, científico, historiador, escritor y pensador español, perteneciente a la generación de 1914, ​ cuyas obras en los ámbitos científico e histórico tuvieron una gran relevancia internacional. Hoy te mostrare algunas de las mejores frases de Gregorio Marañón médico endocrinólogo y científico.

Frases De Gregorio Marañón

  • Vivir no es sólo existir, sino existir y crear, saber gozar y sufrir, y no dormir sin soñar.
  • Sólo el que sabe es libre y más libre el que más sabe.
  • No proclaméis la libertad de volar, sino dad alas.
  • Aunque la verdad de los hechos resplandezca, siempre se batirán los hombres en la trinchera sutil de las interpretaciones.
  • Si la pena no muere, se la mata.
  • La nostalgia no impuesta, sino querida, es la forma más pura del patriotismo.
  • El hombre es el que hace la historia; la mujer tiene la misión de hacer al hombre padre de la historia.
  • Mi respeto y mi amor por la verdad me obligan a reconocer que la República española ha sido un fracaso trágico.
  • La sublevación de Asturias en octubre de 1934 fue un intento en regla de ejecución del plan comunista de conquistar a España.
  • La felicidad es un sentimiento fundamentalmente negativo: la ausencia de dolor. 

frases de Gregorio Marañón

  • Tienes más cualidades de lo que tú mismo crees.
  • Amar y sufrir es, a la larga, la única forma de vivir con plenitud y dignidad.
  • La verdadera sexualidad no es el simple acercamiento de los sexos, sino el trabajo creador del hombre y la maternidad de la mujer.
  • Es más fácil morir por una idea, y aún añadiría que menos heroico, que tratar de comprender las ideas de los demás.
  • La librería de un hombre es también su retrato.
  • Las oposiciones son el más sangriento espectáculo nacional después de los toros.
  • Toda la historia del progreso humano se puede reducir a la lucha de la ciencia contra la superstición.
  • El creerse protegido de Dios corroe y destruye la tensión para el esfuerzo.
  • La verdad no está sólo detrás del experimento, sino también detrás de la simple y fecunda observación.